LA SITUACION ACTUAL EN LAS FAMILIAS CRISTIANAS

En el año 2014 se dio a conocer la investigación "Dentro de las cuatro paredes. Evangélicos y la violencia doméstica en el Perú", cuyos resultados fueron una fuerte llamada de atención a las comunidades cristianas, ya que:

  • 7 de cada 10 evangélicos adultos sufrieron algún tipo de violencia en su hogar, en los últimos tres años.
  • Aun cuando la violencia física contra la mujer es menor en las comunidades cristianas, comparadas con la sociedad peruana en su conjunto, la violencia psicológica es más alta en los hogares evangélicos.
  • Entre las razones por las que un 40% de varones cree que no hay que denunciar la violencia doméstica, está la de no dañar el “testimonio” de la iglesia.
  • La iglesia está compuesta por un porcentaje significativo de personas que han sufrido violencia familiar y abuso sexual y que, por eso mismo, están en riesgo de vivir con violencia en la actualidad. Cuatro de cada 10 varones y seis de cada 10 mujeres evangélicas sufrieron algún tipo de maltrato durante su niñez.
  • Tres de cada 10 personas creen que la no sujeción (desobediencia) de la mujer, es la causa de la violencia del agresor varón. Este mal entendimiento de la sujeción ha traído problemas en las relaciones de pareja y, en general, en la relación entre hombres y mujeres.
  • Pero la buena noticia es: 5 de cada 10 varones, y 7 de cada 10 mujeres afirman que la mujer no debe sujetarse al marido que la maltrata. Estos resultados pueden considerarse un cambio importante en la mentalidad de algunas iglesias (o creyentes individuales) que anteriormente enfatizaban la sujeción de la mujer al marido a toda costa. Si bien no hay investigaciones preliminares con población evangélica, parece ser que cada vez son menos las mujeres que creen que deben sujetarse cuando la violencia está presente en el hogar.
Únete al pacto 2021

De cara al bicentenario de la Independencia del Perú, como parte de la comunidad evangélica y de la sociedad peruana, hago un compromiso de trabajar desde nuestras familias, iglesias y comunidades, para liberar de todo tipo de violencia a los niños, mujeres y hombres, promoviendo relaciones de buen trato entre los miembros de la familia.


Suscriptores:
910
ME UNO
PACTO 2021